HOME FORUMS DOWNLOADS REVIEWS ACCOUNT
Idiomas
Selecciona el idioma del sitio:

English Spanish

Patrocinados

Menú principal
· Home
· Análisis
· Archivo
· Descargas
· Encuestas
· Estadísticas
· FAQ
· Foros
· Lista de prisioneros
· Manuales y revistas
· Mapa del sitio buscadores
· Mapa del sitio público
· Mensajes privados
· Recomiéndanos
· Sorteos
· Tags
· Top 10
· Trivial
· Tu cuenta
· Webs interesantes

Prisioneros en línea
Bienvenid@, anónimo

Registro
¿Perdiste la contraseña?

Nombre de usuario:
Contraseña:
 
Usuarios
Usuarios en total: 12362
Nuevos hoy: 0
Nuevos ayer: 1
Último usuario: parte

Más usuarios en línea
Usuarios: 2
Anónimos: 3193
Total: 3195

Usuarios en línea
Total en línea: 368
Anónimos en línea: 368
Usuarios en línea: 0


Juego al azar


Tags

Contador de visitas

Los 10 países que más nos visitan

3167202
1080364
1010719
526069
459897
189300
141431
125143
107372
94077


Hoy visitas
Total visitas

La Mazmorra Abandon - La mejor selección de abandonware de terror y misterio de la red :: Ver tema - El hijo
 ·  Grupos de Usuarios  ·  Miembros  ·  Perfil  ·  Buscar  ·  Entre para ver sus mensajes privados
FAQ  ·  Entrar


El hijo
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema       Foros de discusión -> Relatos | Writings
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
niktgrump
Supremo Inquisidor
Supremo Inquisidor



Registrado: Jun 05, 2006
Mensajes: 868

MensajePublicado: Mie Jun 07, 2006 10:32 pm Asunto: El hijo Responder citando

Poco a poco voy acostumbrandome a esta nueva situación. Los gritos de dolor ya no me sobresaltan a pesar de saber muy bien que los siguientes en oirse pueden ser los mios.
Hoy envalentonado o deseperado por el hambre he decidido enfrentarme a la rata que me ha estado quitando la hogaza de pan que aqui tienen a bien llamar comida. En el forcejeo he descubierto en un trozo de pared, primero escrito con las uñas y más adelante continuado en sangre, el siguiente relato:



_____________________________________________________________


Hoy, como cada día desde lo ocurrido, he tenido que decirme que todo no fue más que un producto de mi imaginación. Y aunque esto es lo más razonable rememoro el terror del que fui presa. Pero, ¿cuan terrible no será el mero reflejo si mi miedo fue tan absoluto?
Hacia un mes de la muerte de mi madre tras una penosa enfermedad. Y hasta ese momento no había reunido el valor suficiente para volver a la casa familiar. Temí que los recuerdos fueran demasiado dolorosos. Y, por que no decirlo, los remordimientos ya que sentía que no la había atendido como se merecía.
Fue mi hermana quien me dio la excusa para volver. Había encontrado a unos compradores y aunque nos dolía deshacernos del hogar familiar, es bien sabido que el mundo se mueve más por el dinero que por las querencias de cada uno. Así pues debíamos adecentar algo la casa y decidir que guardar. Yo, como bien sabía mi hermana, sólo pelearía por el viejo carillón. El resto bien podía ser lanzado al fuego.
El regreso a casa no fue tan duro como sospechaba. El día fue transcurriendo en la más absoluta normalidad y a pesar del trabajo incluso nos permitimos, mi hermana su marido e hijos y yo, algún momento en el que brotaron risas al recordar cosas de nuestra niñez.
Al caer la tarde mi hermana me ofreció su casa para pasar la noche. Yo me negué. No sé en que momento había decidido pasar una última noche en la casa en la que yo había nacido, en la que habían muerto mis padres y mis abuelos.
Cené las sobras del picnic que mi hermana había preparado para el almuerzo y abrí una botella de un vino viejo casi avinagrado. Después salí a la entrada y fumé un cigarro. En vida mi madre no me había permitido fumar jamás dentro de la casa pues mi padre “jamás fumó”. La noche era clara y fresca. La primavera se había adelantado y se mezclaban el olor de las flores con el del barro y el fragante humo del puro Pensé en andar por el viejo camino grava que había recorrido cientos de veces hasta el pueblo del que veía alguna luz y pasar unas horas en la cantina. Pero deseché rápidamente la idea.
Paseé por la casa. La noche le daba un aspecto tétrico. Lo único que se podía oír eran mis pasos resonando por las habitaciones casi vacías. Una suave brisa movía las cortinas y los guardapolvos de los pocos muebles que no habían ido a parar al almacén que mi hermana había alquilado. Pero aun no sentí miedo alguno. Si sentí algo fue una agradable quietud.
Paré unos segundos ante el cuadro de mi madre y lo ilumine con la lámpara que llevaba. El pintor no le hizo justicia alguna. Pero, ¿quien podría pintar su ternura que iba mucho más allá de sus rasgos suaves y algo rechonchos? Aquello, como su cadáver, podían tener la forma de mi madre pero no su alma. Un alma que ya nunca podría volver a deleitarme.
Con las lágrimas a punto de brotar por tan negros pensamientos decidí que lo mejor era acostarme. Subí al piso superior acariciando amorosamente el pasamanos de la escalera, disfrutando de su tacto.
Ante la puerta de mi habitación caí en la cuenta de que en todo el día no había visitado el dormitorio de mi madre. Y dudé de que mi hermana lo hubiera hecho. De niños no nos era permitido entrar en su sancta sanctorum sin su permiso. Una sonrisa amarga y mínima cruzó mi rostro. Ya no era un niño. Entré en su dormitorio, y no por quebrar ninguna norma.
La puerta se abrió suavemente y me invadió el frescor de la noche pues la ventana estaba abierta de par en par. Las cortinas danzaba enloquecidas a su alrededor y me alegré de llevar un quinqué y no una vela.
Y pese al frescor de la noche la habitación estaba impregnada del olor de la enfermedad, de la fiebre, y finalmente, de la muerte, de la decadencia. Paseé mi vista por las paredes ahora desnudas. Una mancha en el cabecero de la cama marcaba el lugar de un crucifijo. Allí colgaba una escena de caza. Allí en el armario estaba la ropa que mi madre había vestido tanto en el día a día como en ocasiones especiales y…
No pude más, caí de rodillas y con la cabeza sobre la cama me eché a llorar desconsoladamente. Las lágrimas que había guardado durante un mes, en realidad mucho más, desde el diagnostico de su enfermedad, salieron por fin. Lloré y lloré hasta perder por completo la noción del tiempo y finalmente, hipando como un bebé, me quede dormido..
En el sueño yo caminaba en la más absoluta de las oscuridades, tropezando a casi cada paso con objetos totalmente irreconocibles. Finalmente tocando una descubrí que eran hitos de piedra y que en ellos había algo escrito. Pasé mis dedos por las letras y conseguí descifrar un nombre. El mío. Me aparté aterrado pues enseguida comprendí que señalaba esa piedra: mi tumba. Golpeé con mi espalda otra de las lapidas e instintivamente pasé mis dedos que leyeron con asombrosa facilidad lo que había escrito. Grité “Madre” una vez y luego otra. Y una luz apareció sobre su sepulcro y ella en la luz tal y como la había visto por última vez. Pálida, con los labios amoratados y con una mortaja como vestimenta.
Me miró el cadáver y por un momento pude volver a sentir su infinito amor en sus ojos. Posó su brazo sobre mi hombro y una vaharada de podredumbre inundo mis sentidos. Instintivamente traté de apartarme de ella, pero cerró su abrazo sobre mí. Me preguntó si yo, su querido hijo, no la quería acompañar en su eterna soledad. Asqueado negué con la cabeza. Ella me beso la frente y soltó su presa. Me dijo “Te dejo ir, pero pronto volverás y ya no podrás marcharte”
Me desperté con el corazón encogido y salí huyendo a mi habitación temiendo mirar atrás. Tras cerrar la puerta intente calmar mi agitada respiración. “Tal vez fueron las emociones del día lo que provocaron en mi agotado cerebro tal pesadilla” me dije. Y convencido de que los revenants eran meras supercherías logré calmarme. Ya amanecía.
Y hoy he vuelto a repetirme que todo fue producto de mi imaginación. Es conocido que los sueños son una repetición de las cosas que nos suceden y nos preocupan pasado por el tamiz de un cerebro libre de las ataduras que tenemos en la vigilia. Pero eso no alivia mi temor, ni la sensación de volver a abandonar a mi madre. Sí, eso explica el sueño, ¿pero y la mancha en mi frente con la que amanecí?

_____________________________________________________________

Me invadió una sensación de deja vu mientras la leía hasta recordar que esta es mi historia... pero ¿cuando la escribí? o , ¿cuando la escribiré?
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Corrie
Torturador
Torturador



Registrado: Feb 08, 2006
Mensajes: 308
Ubicación: Celda 321
MensajePublicado: Mie Jun 07, 2006 10:40 pm Asunto Responder citando

Muy buena si señor, se te da bien esto de escribir, rebusca por tu cela a ver si encuentras mas cachitos de papel, en la mia no habia ni ratas Sad

_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
mercenario
Alquimista del mal
Alquimista del mal



Registrado: Mar 17, 2006
Mensajes: 2280

MensajePublicado: Jue Jun 08, 2006 2:18 am Asunto Responder citando

muy buena historia Smile
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Marxianna
Jefe de mazmorras
Jefe de mazmorras



Registrado: Jun 29, 2006
Mensajes: 588

MensajePublicado: Jue Ago 10, 2006 3:21 am Asunto Responder citando

Ostras, niktgrump, no la había leído aún!! Me alegro de que le hicieras propaganda xDDDd Es una pasada de historia. Para nada parece un borrador ni nada que se le parezca. Me encanta. Voy a fundar también tu club de fans!xDDD
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
niktgrump
Supremo Inquisidor
Supremo Inquisidor



Registrado: Jun 05, 2006
Mensajes: 868

MensajePublicado: Jue Ago 10, 2006 7:34 pm Asunto Responder citando

Si realmente fundas el club vas a tener muuuucho trabajo, todo el mundo querrá estar en él.

Veis? tanto post amable me ha convertido en un egocéntrico. Laughing

A decir verdad este cuento me gusta más que el otro, no sé, creo que el toque "clásico" me quedó asi como bien.

Y que me perdonen Corrie y Mercenario por no haberles dado las gracias antes. Lo siento.... Sad
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Marxianna
Jefe de mazmorras
Jefe de mazmorras



Registrado: Jun 29, 2006
Mensajes: 588

MensajePublicado: Jue Ago 10, 2006 8:50 pm Asunto Responder citando

Para eso lo fundo,para tener trabajo!! xDDDD Lo bueno es que, como Pas y tú teneis casi los mismos fans, pues será más fácil hacer la lista xDDD

Si te digo la verdad,a mí también me ha gustado más. Ese toque de inseguridad y misterio de la obra deja pasmado.

Si sigues escribiendo así,te dejaremos ser un egocéntrico...Pero solo un poquito,eeeh?? Jason con sierra xDDDD
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:
Publicar nuevo tema  Responder al tema    Foros de discusión ->  Relatos | Writings Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Powered By: phpBB © 2001 - 2008 phpBB Group

WoW_Horde Theme By: Realm Designz
Copyright © RealmDesignz.com 2008 All Rights Reserved
Forums ©
El administrador de la presente página no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus usuarios, siendo cada uno de ellos responsable único y directo de las consecuencias que se puedan derivar de sus acciones y/o manifestaciones.

El material que en esta página se encuentra no vulnera en ningún momento la legislación ni los derechos de las compañías propietarias de los juegos y/o utilidades que aquí se albergan. Asimismo, la web cumple con la normativa reguladora de la IDSA/ESA.

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin el consentimiento expreso de sus autores.

Valid HTML 4.01! Valid CSS!

Games Blogs
Games blog

PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.


WoW Horde Theme
Copyright © 2008-2009 PHPNuke Theme All Rights Reserved.

WarCraft Renders/Images
Copyright © 2008 of Blizzard Entertainment Co.